Lunes, 17 Febrero 2020
Ultimas noticias
Casa » Rayados publica video motivacional previo al partido de vuelta

Rayados publica video motivacional previo al partido de vuelta

17 May 2017

Los felinos entraron a la liguilla para defender el título que ganaron en el pasado Apertura 2016 y el Monterrey buscará revancha luego de que hace un año, si bien eliminó a Tigres en cuartos de final y superó al América en semifinales, cayó en la final ante el Pachuca. En otra ocasión, habían sido los Rayados los que salieron con un 4-1 a su favor del "Uni” y consumaron la obra como local".

Monterrey tendrá que reaccionar si es que quiere llegar con posibilidades al partido de vuelta en el BBVA Bancomer. Fue la noche soñada que los 41 mil 615 aficionados que llenaron el Universitario habían esperado por 14 años aproximadamente.

Con dos goles de André-Pierre Gignac y otros dos más de Jesús Dueñas fueron los que provocaron que el Volcán de San Nicolas de los Garza hiciera erupción. El 2-0 estaba bien, el 4-1 no se puede tapar con un dedo, así que tenemos que pensar qué hacer.

Tigres se puso en ventaja cuando el volante Dueñas encaró al defensa Luis Fuentes, a quien se llevó por velocidad y al entrar al área disparó con potencia al primer poste donde González rechazó pero al centro donde apareció Gignac, quien golpeó el balón con el pie derecho, un poco atrasado, en un gran gesto técnico.

El francés ha marcado ocho goles en los últimos seis partidos incluyendo cinco en los dos más recientes.

Cuando parecía que el partido terminaría con ventaja de tres goles para los locales, el equipo de los Rayados se encontró con un gol que le da vida para el partido de vuelta cuando tras un error de Nahuel Guzmán en una salida le permitió a José Basanta anotar el gol del descuento.

Por su parte, Tigres tiene en Ricardo Ferretti al estratega más experimentado de toda la Fase Final.

Ese gol, conseguido con 10 jugadores por la expulsión de Aldo De Nigris, le daba vida al Monterrey, pero apenas unos segundos después, Dueñas marcó el 4-1 para poner de nuevo en agobia a los albiazules.